No reacciona

En la 179° edición del clásico platense, Gimnasia fue duramente perjudicado por el árbitro y, además, no logra un juego claro.

El equipo tripero cosechó el domingo otra derrota más frente a su eterno rival, quien le ganó por 1-0 con gran ayuda (polémica) de Germán Delfino, el árbitro que volvió a dirigir luego de ser suspendido varias fechas atrás.

Con gol de Albertengo, Estudiantes se quedó de nuevo con el clásico y con este ya son quince los partidos que lleva el Lobo sin poder ganar el derby de La Plata.

A los 28′ del primer tiempo fue cuando todo se desmoronó: Delfino expulsó a Lorenzo Faravelli cuando éste hizo una falta que era solo para amonestar. Ésto desató la furia de los jugadores triperos, que no encontraron el rumbo para ponerse al frente del partido.

Gimnasia no tiene una idea clara de juego. Le faltan ganas, la producción del equipo no rinde y debe mejorar si o si. El viernes tiene una final frente a Newells en el Bosque, y debe sumar de a tres si no quiere descender.

Por Oriana Piccirillo (oricge_)

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here