Duván Zapata, de Cauca al Calcio rompiendo redes

El delantero colombiano nació en una posición social familiar que no le permitía ilusionarse con llegar muy lejos con sus aspiraciones laborales y donde luchaban día a día para conseguir que los servicios de luz, agua y gas lleguen con normalidad a su hogar en Cauca, un pueblo de Colombia en el que Zapata dio sus primeros pasos con la pelota.

De pequeño él y su familia se mudaron a Cali en busca de nuevas oportunidades y ahí Duván comenzó su carrera futbolística, en las inferiores de América de Cali. Sus padres siempre apoyaron las ambiciones de su hijo, un joven colombiano que a sus 16 años ya medía 1,86 metros. Dos años más tarde, con la mayoría de edad recién cumplida, llegó su debut en Primera División.

En 2011, un hecho trágico en su familia cambió el rumbo de su carrera. Mientras Duván Zapata disputaba el Mundial Sub 20 en su país, su madre, Elsa Cely, recién llegada de un viaje proveniente de Chile, falleció por un problema respiratorio. A pesar de esta dura noticia, el delantero siguió compitiendo con su selección, se propuso llegar lejos en este deporte y al final de ese torneo fue transferido a Estudiantes de La Plata, su primer gran desafío afuera de su territorio.

A partir de allí, su carrera fue en alza. En el equipo argentino convirtió 22 goles en 46 partidos y eso le alcanzó para que varios clubes europeos pongan los ojos sobre él. Finalmente, en 2013, fue el Napoli quien compró al joven delantero por aproximadamente 10 millones de dólares. En Italia fueron los días más felices de Duván que, a pesar de sus buenas actuaciones, no alcanzó un nivel tan alto como para superar a otros delanteros cafeteros como Radamel Falcao, Carlos Bacca o Miguel Borja y por eso todavía nunca pudo jugar un Mundial con su seleccionado.

Su pase siempre perteneció al Napoli, aunque no jugó mucho con esa camiseta. Pasó a préstamo a Udinese y a Sampdoria sin tener un nivel descollante, pero este año llegó al Atalanta y sus goles volvieron a ponerlo en los primeros planos. El vallecaucano de 27 años comenzó de manera irregular en el club de la ciudad de Bérgamo, pero a fuerza de buenos partidos se ganó la titularidad y de los últimos diez encuentros ha marcado en todos ellos, alcanzando los 17 goles. Actualmente está segundo en la tabla de goleadores de la Serie A con 15 tantos, igualando nada más y nada menos que a Cristiano Ronaldo. Además, se convirtió en el colombiano con más anotaciones (58) en la historia de la liga italiana.

Su próximo objetivo es participar en la Copa América de este año en Brasil y así lo destacó en una entrevista con “Caracol Radio“:
 “Toca seguir haciendo las cosas bien, para tener la chance en el grupo que va a la Copa América. Colombia tiene muy buenos delanteros y no es fácil, pero creo que podría aportar mi granito de arena”, dijo. Y claro, como la ambición nunca termina, también buscará seguir creciendo y estar en lo más alto del fútbol mundial, como su madre hubiera querido. Si mantiene su nivel, es muy probable que en el próximo mercado de pases, el delantero colombiano sea pretendido por varios clubes de primera línea.

Por Matías Tolosa (@matiasstolosaa)

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here